.


Los adolescentes y la comida basura

De piedra me he quedado al ver los datos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), en los que afirma que el 73 de los adolescentes consumen comida basura a diario.

No hace mucho hablabamos del documental Super Size Me en español y nos parecía impresionante, increible que se pudiera engordar 11 kilos en un mes !!

Eso si, en los comentarios pensábamos que esa situción no se podía dar en España, que se había forzado la situación y que la gente no comía tanta comida fast food en España. ¡Eso sólo sucede en USA!. Pues parece que estábamos equivocados, la gente en España consume comida basura hasta reventar

No se que me fastidia más, que no comamos saludable o que perdamos el placer de comer. ¿Cómo puede alguien preferir comer comida basura a un buen potaje, a un guiso o a cualquier plato tradicional? Triste para cualquiera seas o no un gourmet de la gastronomía.

La noticia la han comentado varios blogs de medicina como el blog “Medicina para el siglo XXI”. Y es que, ¡son 3 de cada 4 los que comen comida basura a diario!

Segun dicha sociedad un 73,3% de la población adolescente, con edades comprendidas entre los 14 y los 20 años, declaran comer comida rápida casi a diario. Los datos los han presentado en el XXVII Congreso Nacional de Medicina de Familia y Comunitaria que se ha celebrado en el Centro de Congresos de Valladolid (Institución Ferial de Castilla y León) bajo la organización de la Sociedad Castellano Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (Socalemfyc). Además, un 32,9% de estos jóvenes afirmó que nunca o alguna vez al mes incluye en su dieta comida sana.

Para morirse, pero esto no acaba aquí:

Según la doctora Marta Moya de la Calle, miembro del Grupo del Adolescente de la semFYC, “los datos de la Encuesta Nacional de Salud 2006 sobre hábitos alimentarios muestran claramente esta preocupación por el abandono de la dieta mediterránea, especialmente entre los más jóvenes, cuya alimentación se aleja cada vez más de lo que debe ser una dieta sana, equilibrada y variada.

El 10% de los adolescentes no desayuna nunca en periodo lectivo, un 16% no consume fruta nunca o casi nunca y el 87% tampoco come verduras a diario. Sin embargo, un 23% toma a diario dulces o chucherías y un 30% bebe diariamente refrescos o bebidas azucaradas“.
El 27,7% de los encuestados reconoce comer comida poco sana varias veces al mes, además de que el 45,5% incluye en su alimentación productos azucarados casi todos los días. “El consumo de comidas rápidas como la hamburguesa con patatas fritas, acompañada de bebidas (especialmente azucaradas), tiene gran aceptación entre los escolares de nuestro país. Este tipo de comidas rápidas, con precios asequibles, estilo informal, a cualquier hora del día se identifica plenamente con el estilo de vida que la publicidad, tras exhaustivos estudios de mercado intenta transmitir a los adolescentes”, asegura la doctora Moya.

Estos datos revelan que los jóvenes no siguen las recomendaciones de la pirámide de la alimentación con hábitos totalmente contrarios a dichas recomendaciones y por lo tanto, desde semFYC se detecta la necesidad de educar a los adolescentes desde Atención Primaria en patrones de alimentación saludable.

Además parece que los adolescentes no hacen ejercicio físico, lo cual unido a que los niños ya no juegan en las calles, sino que se quedan en casa jugando a la consola en vez de bajar al parque a jugar con los amigos, nos lleva a una sociedad de gordos con pocas o nulas habilidades sociales.

Actividad física nula. La actividad física de la población adolescente también forma parte de la preocupación de los sanitarios de Atención Primaria. Así, un estudio revela que el 32% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 12 y los 19 años, no practica ejercicio intenso ningún día.

Un hecho que contrasta con que en el 21,4% de los casos declaran recibir consejo de su centro de salud sobre la actividad física y el deporte, dentro de los programas de promoción y prevención de salud. “Un porcentaje que se acerca al 37% estimado por la Encuesta Nacional de Salud 2006 sobre hábitos alimentarios y ejercicio físico”, afirma Marta Moya.

El desarrollo de un estilo de vida físicamente activo constituye un objetivo muy importante para todos los niños y adolescentes. El ejercicio físico va a contribuir a los procesos de desarrollo y maduración de su potencial genético. La actividad deportiva entendida como juego o actividad lúdica que implique ejercicio físico continuado, acompañado de una dieta equilibrada, va a contribuir a la regulación del peso corporal, evitando la aparición de obesidad.

También se considera un factor importante en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. “Se ha demostrado que la actividad deportiva reporta beneficios indudables para la salud y hay estudios transversales que asocian en la práctica del deporte y la actividad deportiva con el menor consumo de tabaco y alcohol, así como el aumento de la masa mineral ósea y pérdida de peso en niños y adolescentes con obesidad”, asegura la doctora Moya.


Relacionado

13 Responses to “Los adolescentes y la comida basura”

  1. Información Bitacoras.com…

    Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….

  2. Bufff, qué barbaridad!! Pero si te digo la verdad no me extraña, no lo comprendo pero no me extrañan las cifras, porque es lo que veo en los adolescentes que conozco. Bueno, y no tanto, yo creo que de mi generación para abajo (voy a cumplir 32) cada vez se ha ido comeindo peor, en general. ¡A mi es que me encanta comer, y procuro comer bien! ¿Y me encanta cocinar! Por eso me cuesta comprender que la gente prefiera una pesudopizza (porque es lo que son la gran mayoría de las prefabricadas) llena de queso sutre que una preparada con cariño en casa, con su masa recién preparada, su salsita casera, y su buen queso. O un plato de lentejas. O un guiso de pollo. O un revuelto de setas. O…

  3. A mi eso es lo que más me fastidia Marhya , que no aprecien la comida. Con lo buenos que estan los platos tradicionales. Lentejas, potajes, guisos, asados, cocido… ¡Que yo tengo que bajar peso, pero por que me gusta comer y comer bién! Dios, se me hace la boca agua…
    Además son lugares desagradables donde el acto de comer deja de ser un acto social, de sentarse ante una buena mesa y reunirse pasa a ser un acto prosaico y de fast food (hasta suena mal) en un lugar inhospito, donde uno termina de comer rápido y se va. No, no lo puedo entender.

  4. Lo malo es que se les enseña mal desde niños, muchas veces por pereza de los padres, de darles un capricho, de no enseñar a comer bien (¿ya no hya madres como la mía, que si algo no te lo cmías al mediodía te lo guardaba para la merienda???), de no cocinar. Porque lo de la falta de tiempo no me sirve, hay cosas sanísimas que se hacen en un momento: una ensalada de las que viene ya lavadas con unos taquitos de queso fresco, unos filetes de pescado o pollo a la plancha con unas hierbas aromáticas, nada más rápido que una pieza de fruta…

  5. Pues si. Es verdad lo de la comida, si no lo comías lo tenías para la cena o para cuando hiciera falta, ahora no funciona así.
    Así salen ‘tontitos’ con la comida: ‘No me gusta el tomate’ ‘no me gusta la cebolla’ ‘no me gusta la carne’, incluso hay gente a la que no le gustan cosas que todavía no ha probado (!?)
    De todas formas creo que el problema con los niños no es sólo con la comida, es con todo. Lo importante es que el niño no moleste, que haga lo que sea, pero que no moleste y… claro salen asilvestrados. Lo de las consolas es terrible, enganchados como tontos, en vez de jugar con otros niños en el parque!
    (Parezco el abuelo cebolleta jeje)

  6. [...] he cenado una receta estupenda de hamburguesas rellenas que he encontrado en la página de Weight Watchers (la foto también la he sacado de ahí, [...]

  7. [...] noticia es de 2005 y estos datos están desfasados hoy en día los consumos de estas bebidas y la obesidad en jóvenes y niños tiene una prevalencia m…. Esto es lo que han empeorado los datos en sólo una año: (Por cierto, alguien tiene los datos [...]

  8. [...] 34 . . . . . . Leche entera 32 . . . . . . Leche desnatada 29 . . . . . . Judías 29 . . . . . . Lentejas 34 . . . . . . Peras 28 . . . . . . Salchichas 26 . . . . . . Melocotones 26 . . . . . . Pomelo 25 [...]

  9. [...] la noche anterior al inicio de una competición en la cual recurren a grandes cantidades de comida basura para hacer una carga brutal por muy raro que [...]

  10. [...] hace unos años se ha extendido mucho la llamada “comida basura” la cual por lo general contienen altos niveles de grasas, sal, condimentos o azúcares. Realmente [...]

  11. [...] y consejos para pectorales Pectorales. Muchos hombres y jóvenes practican diferentes ejercicios con el fin de mejorar esta región del cuerpo obtenido resultados [...]

  12. [...] La alimentación debe ser un hábito de vida, una costumbre y como tal debe acompañarnos a lo largo de nuestra vida, si vas a comer en el trabajo valora llevar una fiambrera con la comida preparada. [...]

  13. [...] los meses que restan es una época en donde aparecen los dolores físicos debido al aumento de peso y a la [...]

Leave a Reply